PLAN DE ACCION VIGENCIA VIG 2019

Un plan es, en esencia, el producto del proceso de planificación y se define como un conjunto de decisiones acerca de qué hacer, por qué hacerlo y cómo hacerlo. Un plan de acción:

Tiene que servir como referente para la acción, establecido idealmente por consenso de todos a los que afecta y de todos los que tienen que contribuir a su puesta en práctica. Como las unanimidades no son realistas en educación, se debe contar al menos con una “masa crítica” suficiente.

Está diseñado como un marco flexible que permite ajustes a la luz de las nuevas evidencias que van apareciendo durante el proceso de puesta en práctica.

Incluye no solo las orientaciones, sino información sobre las estrategias de implementación, acciones y estándares, sistema de seguimiento y evaluación, así como los recursos y gastos asociados y las responsabilidades contraídas.

Así pues, la integración efectiva de las TIC en los diferentes ámbitos de un centro educativo necesitará de planificación, entendida como instrumento metodológico que señale lo que debe hacerse, descartando de esta forma lo innecesario, lo incierto y el azar.

El plan TIC es un instrumento de planificación integrado en el PEC que persigue fundamentalmente el desarrollo del tratamiento de la información y competencia digital y la integración de las TIC como herramienta didáctica en los procesos de enseñanza-aprendizaje.

En la Comunidad Valenciana, al contrario que en otras comunidades, no existe una normativa que regule el Plan TIC para centros educativos. Así pues, debemos entender que la finalidad de este curso no es la de “oficializar” un plan más. Con esta formación tratamos de facilitar la puesta en práctica, por parte de los centros, de una herramienta que consideramos fundamental para la integración de las TIC en el mismo.

El plan TIC se concibe como un documento vivo que contiene los acuerdos alcanzados en el centro con respecto a los objetivos generales del plan, las estrategias de dinamización y gestión de los recursos tecnológicos y la inclusión de las TIC en las diferentes concreciones curriculares.

Aunque el plan TIC guarda una estrecha relación con la competencia “tratamiento de la información y competencia digital”, la naturaleza compleja y globalizadora de esta competencia implica que las decisiones tomadas en este documento, contribuyen también al desarrollo del resto de las competencias básicas, especialmente, a la competencia para aprender a aprender, competencia en comunicación lingüística y competencia social y ciudadana.